Alumnos  de los Ciclos Formativos de Grado Medio, Superior de Administración y FP Básica, descubrieron qué sucede después del “clic”.
Antes de almacenar el producto  se comprueba  que está en buen estado, se dedica un segundo a mirar cada lado del producto, después se lleva al almacén donde está todo guardado de forma aleatoria, un orden poco habitual, en los mismos estantes hay zapatillas, caldo para hacer sopa, accesorios para móviles, libros...todo mezclado, porque los cálculos indican que hay ciertos productos que se suelen comprar juntos, los que se compran más a menudo, también por el espacio que ocupan.
El objetivo es que las personas encargadas de preparar los paquetes tengan que moverse lo menos posible para localizar los productos.
La visita fue muy interesante y disfrutamos un ratito por la mañana del centro de  Madrid.